Consideración

Ya hemos visto la vida que llevaba el Niño Jesús en el seno de su purísima Madre; veamos hoy la vida que lleva también María durante el mismo espacio de tiempo.

María no cesaba de aspirar el momento en que gozaría de esa visión beatífica terrestre, la faz de Dios encarnado. Estaba a punto de ver aquella faz humana que debía iluminar el cielo durante toda la eternidad. Iba a leer el amor filial en aquellos mismos ojos cuyos rayos debería esparcir para siempre la felicidad en millones de elegidos. Iba a verle en la ignorancia aparente de la infancia, en los encantos particulares de la juventud y en la serenidad reflexiva de la edad madura.

Tal era la vida de expectativa de María! Era inaudita en sí misma, mas no por eso dejaba de ser el tipo magnífico de toda vida cristiana. No nos contentemos con admirar a Jesús residiendo en María, sino pensamos que en nosotros también reside por esencia, potencia y presencia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Consulta Jurídica gratis


Contestamos las preguntas con referencia a todas las ramas del derecho formuladas desde su hogar o sitio de trabajo sin pedir citas y de manera inmediata dando clik Aquí *


Empleo Al Día: Base datos que recopila las ofertas de empleo vigentes de manera permanente. También datos de quienes buscan empleo o promocionan sus productos y servicios.

Predicciones para el amor, dinero, trabajo, salud, sexo y numerología para cada signo. Descubre que te depara el nuevo año. Si quieres saber más sobre tu futuro inmediato en el 2016.



Contador web